Tu mayor riqueza

Este año, 2020, más que nunca hemos podido vivir en carne propia el valor que tiene la salud. Ya no es algo que nos contaron; durante esta pandemia todos en algún momento hemos experimentando algún tipo de “miedo” o “duda” de cómo mantener nuestra salud y no permitir que un virus nos arrebate el bienestar. Y es que, desafortunadamente, la mayoría del tiempo damos por sentado el estar bien, o “más o menos" bien.

Sin importar nuestro estrato social, nuestra profesión, nuestra edad o nuestras preferencias de vida, la salud es lo más valioso que tenemos y la podemos perder en una abrir y cerrar de ojos.

Por ello hay que nutrirla, hay que valorarla, siempre.